Entorno
Patrocinador Club La Vall

La Vall d'Uixó

Imagen entorno

Vall de Uxó (oficialmente, y en valenciano, La Vall d'Uixó), es un municipio de la Comunidad Valenciana, España. Situado en el sureste de la provincia de Castellón, en la comarca de la Plana Baja. Cuenta con 32.617 habitantes (INE 2008). GeografíaEl municipio se halla situado junto a la costa mediterránea, lo que le hace gozar de unas condiciones climáticas típicas de esta zona, con inviernos suaves y veranos calurosos. Su temperatura máxima histórica sobrepasa los 40ºC °C mientras que las mínimas se sitúan en torno a los -5 °C con heladas ocasionales. La tasa pluviométrica media es de 509,51 mm, distribuidos de forma irregular en los meses de otoño y primavera y con la típica sequía estival mediterránea. Su ubicación es inmejorable, ya que dista unos 30 km de la capital de la Plana y se encuentra a poco menos de 50 km de Valencia. Es una ciudad interior situada entre un valle y a muy pocos kilómetros, tan sólo ocho, de las playas de la Costa del Azahar. El acceso a esta ciudad se efectúa por carretera. Se accede desde la CV-10 y Autovia A7 y Autopista AP7 [editar] Localidades limítrofes La Vall d'uixó está rodeado en la Plana Baixa por los municipios de Almenara, Artana, Fondeguilla, La Llosa, Moncófa, Nules y Xilxes; con la provincia de Valencia por el municipio de Sagunt.HistoriaVall de Uxó, cuyo nombre procede del compuesto Valle de Uxó, voz de origen presumiblemente árabe que dio nombre al río que atraviesa el pueblo (posteriormente, en la época cristiana, el río pasó a llamarse Belcaire, en catalán medieval "bello cauce") y cuyo significado se desconoce, ha estado ocupada por grupos humanos desde la Prehistoria, básicamente alrededor de la "Fuente de San José", actualmente el paraje del Río subterráneo de San José. En el "Cerro de San José", al lado del Centro de Información se encuentran los restos de un poblado ibérico, lo que parece demostrar que la población de Vall de Uxó tuvo una considerable expansión. En los tiempos romanos, dicha población evolucionó hacia el coloniado agrario, basado en la economía de las clásicas "villae", de las cuales han aparecido restos, incluso con manifestaciones artísticas destacadas. Dentro del perímetro de la actual ciudad han sido hallados restos arqueológicos de gran importancia: una necrópolis hispano-visigoda (Siglos VI y VII), multitud de vestigios constructivos y materiales de la época islámica y cristiana que demuestran como la población del Valle se estableció en pequeñas alquerías, alrededor del río Belcaire. El rey Jaime I, conquistó estas tierras durante la cuaresma del año 1238. Durante la Baja Edad Media, Vall de Uxó formó parte del dominio real, hasta que el rey Alfonso el Magnánimo concedió a su hermano Enrique (1436), varios lugares y villas, entre ellas, Vall de Uxó. Este pueblo se convirtió en lugar de señorío, situación jurídico-social en la cual vivió toda la Edad Moderna, hasta la abolición de los señoríos jurisdiccionales (1811-1823). En 1609 se producía la expulsión de los moriscos. La población fue sustituida por otra, íntegramente nueva y cristiana, originaria principalmente de los pueblos castellonenses del Maestrazgo, y que formó la base o núcleo originario de la población actual. Durante la guerra de Sucesión, la localidad se mantuvo leal a Felipe V, cosa por la cual obtuvo varios privilegios. Durante las guerras carlistas, el lugar fue escenario de enfrentamientos bélicos. EconomíaLa actividad económica e industrial en la localidad desde antiguo estuvo centrada en la actividad agrícola, con dos artesanías importantes: la alpargatería y la alfarería. Progresivamente, la producción artesanal de la alpargata fue adquiriendo caracteres industriales, hasta que en la primera mitad del siglo XX, sobre todo con la creación de la empresa familiar Segarra y sus trabajos para el ejército, la industria del calzado se convierte en el sector punta del desarrollo económico de la población. Este proceso de industrialización, basado fundamentalmente en la empresa Segarra, estuvo acompañado de la creación de numerosísimas empresas de calzado alrededor de ésta. En ningún momento este hecho significó la pérdida del carácter agrícola de la ciudad. Se puede decir que las principales actividades en estos últimos tiempos han sido la industria del calzado y la producción agrícola, sobre todo de agrios, favorecida por el clima con que cuenta la localidad. Esta carencia de diversificación industrial se vio afectada por la crisis del sector del calzado, que ha llevado a la desaparición de muchas empresas y, por lo tanto, a la pérdida de puestos de trabajo. Monumentos religiosos Ermita del Santísimo Cristo del Calvario (S. XVIII): en el barrio Carbonaire. Ermita con azulejos de Alcora de esa época, en su fachada. Iglesia del Santísimo Cristo del Calvario. Nuestra Señora de Lourdes. Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción. Fachada barroca tipo retablo. Terminada de construir a finales del siglo XVII. La Capilla del Sagrario es muy interesante, con azulejos de la época. En la actualidad posee un órgano recuperando así el perdido en la Guerra Civil Española. Ermita de San Vicente Ferrer (S. XVII): en la plaza San Vicente. Construida seguramente sobre una antigua mezquita musulmana. Ermita de La Sagrada Familia (S. XVIII): en el paraje de San José. Junto a ella se encontraba un ermitorio, hoy convertido en un Centro de Información y exposiciones. Ermita de San Antonio (finales del S. XVII): en la partida San Antonio. Anualmente recibe una romería el día de la fiesta del santo. Ermita de Nuestra Señora del Rosario: en el barrio del Rosario, en la parte central de uno de los cascos históricos. Es una de las ermitas más antiguas de la Ciudad. Restaurada recientemente. Iglesia del Santo Ángel Custodio. Situada en la Plaza del Ángel, de estilo neoclásico. s. XVII - XVIII. Ermita de la Virgen del Rosario. En el barrio del 'Roser'. Antigua mezquita árabe transformada en ermita tras la reconquista. Monumentos civiles Torre de Benizahat: en la calle Nuestra Señora de la Asunción. La única torre existente en la actualidad, en el interior del casco urbano. Fue construida en el siglo XII por el pueblo musulmán. Necrópolis Hispano-Visigoda: situado en el barrio La Unión. Necrópolis recientemente excavada. Se hallaron ocho fosas con los restos de 66 individuos, pertenecientes a los siglos VI y VII d. C. Ciudad Ibérica de la Punta de Orley: en la partida La Punta. Restos de una ciudad, cuya denominación antigua no ha podido ser identificada. Fue excavada en parte. Restos de dos grandes edificios públicos de piedra tallada y de cuatro filas de murallas pertenecientes a diversas épocas. Conjunto de Acueductos de San José y Alcudia: localizado en la carretera de San José, al final del casco urbano. Constituyen, después del río subterráneo San José, el lugar de interés más importante del municipio. El acueducto de San José fue construido en época romana y utilizado hasta mediados del presente siglo. Sufrió diversas reparaciones en la época medieval. Se encuentra completo desde su origen, en la "Fuente de San José", aunque enmascarado en parte por construcciones modernas. Junto a él, otro acueducto de época medieval, que forma un conjunto hídrico que mueve dos molinos contiguos. Castillo d'Uixó, sobre la cima del monte noguero a más de 400 m. sobre el nivel del mar. Data del siglo X, construido por los árabes durante su ocupación. Se trata de una fortificación de grandes dimensiones y tuvo en su época gran importancia por su estratégica situación en las ultímas estribaciones de la sierra de Espadán controlando la llanura y el tráfico pirata en las costas. Actualmente se encuentra en estado de ruina progresiva aunque se conservan lienzos de murallas, parte baja de la torre del homenaje, dependencias y varios aljibes asi como los basamientos del poblado que habitaba bajo la muralla baja. Torre de la Casona, se encuentra al norte de la ciudad pasando el barrio Carbonaire, en el cruce de los caminos que van a la fuente de la Nogueret (o Anoueret) y el de l'Horteta que direcciona a la senda del castillo. S. XI. de planta cuadrada, está en ruinas aunque aun puede apreciarse en uno de sus muros su altura casi completa. Torre de la Torrassa, en la partida de la Torrassa junto a la rotonda que enlaza con la autovia a7 y la carretera hacia la Vilavella. se trata de una torre vigía de planta cuadrada. Solo se conservan parte de dos de sus paredes ya muy deterioradas y un aljibe. Poblado íberico de San Jose, junto a la ermita de la Sagrada Familia, sobre la gruta de San José, aún se aprecian los basamientos de casas y de su muralla parcialmente. Lugares de interés Las Cuevas de San José. Una gruta por la que transcurre el río San José, de 2.750 m de longitud con posibilidad de alcanzar los 4 o 5 km, lo cual la situaría dentro del Catálogo Mundial de Grandes Cavidades. Es una maravilla indescriptible, pues en ella se combinan las formas caprichosas de la naturaleza con una cuidada iluminación artificial para construir un mundo de fantasía en el que la luz, las formas y el color adquieren su máxima expresión. El interior de la gruta también fue utilizado durante la Prehistoria por grupos humanos para establecer su hábitat. Las últimas excavaciones arqueológicas efectuadas han dado como resultado el hallazgo de un yacimiento con una cronología superior a los 15.000 años. Así mismo se han hallado pinturas rupestres de estilo esquemático, que adquieren gran valor por tratarse de la única muestra de este arte en la comarca de la Plana Baja. El río subterráneo constituye un atractivo natural único por su navegabilidad y por su belleza. Desde el siglo XVIII se conocen estudios sobre la zona referentes a formaciones vegetales muy poco frecuentes, especies endémicas y geología excepcional en la que se puede apreciar el río subterráneo navegable más largo de Europa, y al mismo tiempo la Cueva valenciana de mayor recorrido. A la entrada de la cueva, en cuya parte izquierda se pueden observar dos grupos de pinturas rupestres, encontramos un corredor flanqueado por bloques donde se encuentra el yacimiento arqueológico en proceso de excavación. Llegados al embarcadero, y surcando las aguas curso arriba, contemplaremos la "Sala de los Murciélagos", con una amplia playa de arena. Un corto pasadizo desemboca en otra sala, en cuyo comienzo se halla el lago de Diana, de gran profundidad. Más adelante, el Paso de los Sifones nos hace alcanzar el Lago azul, de 12 m de profundidad. A partir de aquí el curso del río es más accidentado. Tras el lago del Diablo se accede a las Cañadas, amplios gravases que forman playas. Fuente de la nogueret. FiestasCelebran sus fiestas patronales en abril y en octubre. Las primeras en el año son las Fiestas patronales de San Vicente Ferrer, donde destaca la famosa "Feria agrícola, de maquinaria y comercial" que atrae a visitantes de toda la provincia; las segundas, son las fiestas de la Sagrada Familia y el Santísimo Cristo, que también atraen a muchos turistas por la feria mdieval que realizan en octubre y también por sus bonitas y numerosas procesiones. Ambas están declaradas fiestas de interés turístico nacional y combinan la tradición taurina de los "encierros" ("bous al carrer") con el sentimiento religioso que dio origen a las mismas, pero entre ambas fechas hay hasta 22 fiestas de barrio entre las que se encuentran: Santísimo Cristo del Calvario Colonia Segarra San Antonio Abad San Querer San Antonio de Padua San Juan Grupo la Unión San Fermín San Juan Bautista Santiago Apóstol Santo Domingo de Guzmán Santa Rosa de Lima Virgen de la Cueva Santa San Teodoro Calle de Enmedio Nuestra Señora de la Merced San Francisco de Asís Virgen del Rosario Nuestra Señora del Pilar San Roque Las fiestas mayores de la ciudad se completan con la Semana Popular Taurina de las Peñas en fiestas, donde las 50 peñas de la ciudad disfrutan de una semana cargada de actos lúdicos y sobre todo taurinos; y las Fallas de San José, de gran participación popular y con su Junta Local Fallera y sus seis comisiones falleras como protagonistas: Falla Pensat i fet Falla L'ambient Falla La que faltava Falla Les llimeres Falla Sud-oest Falla Corts valencianes - Polígon III GastronomíaVéase también: Gastronomía de la provincia de Castellón Los rasgos fundamentales de la cocina vallera son los mismos que los de la valenciana. Así, la paella es un plato que se guisa en todas las casas de la ciudad. No obstante, existen algunos guisos muy característicos de esta localidad. Entre ellos destacan: Cocas de tomate o de verdura y barrets. Las "cocas de tomate o de verdura" junto con los "barrets" son una típica comida fría para ocasiones festivas. Arroz empedrado. Plato de cazadores que se guisa con carne de cerdo, arroz, alubias trituradas y carne de caza, especialmente de conejo, liebre y perdiz. Manjóvenes. Una pasta muy ligera de origen musulmán Panets. Preparados con higos y almendras, prensados en unos moldes fabricados al efecto. Arroz al horno. Un plato muy tradicional, constituido por: costillas, butifarras, garbanzos, tomate, y arroz. Hay gente que añade más cosas.

Según el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico así como en el Considerando (30) RGPD informamos de que este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de CookiesAceptar